5 plantas medicinales que puedes plantar fácilmente en tu jardín

PLANTAS MEDICINALES


La pandemia y el creciente interés en los productos ecológicos y la mayor concienciación sobre el impacto medioambiental de nuestros actos, parece que ha propiciado un mayor acercamiento a la naturaleza y al origen de lo que consumimos. Con ello, también ha crecido el uso de plantas medicinales, un hábito en la vida de nuestros abuelos que se ha ido perdiendo en la vida de las ciudades. Se han usado siempre para curar dolencias tan variopintas como problemas de estómago, insomnio o mucosidad. En el próximo artículo te hablamos de las propiedades de cinco plantas medicinales que puedes plantar fácilmente en tu jardín.

Alholva

Fenogreco (semillas de alholva)


El fenogreco es una planta bastante desconocida en nuestra cultura pero muy usada en la medicina Ayurveda (1). Tiene propiedades especiales para tratar problemas de digestión, la sinusitis, la congestión pulmonar, las infecciones, así como para incrementar el apetito (es común recetarlo en el tratamiento de la anorexia). También contribuye a subir el nivel bajo de colesterol en sangre, a regular el nivel de azúcar en sangre en las fases iniciales de la diabetes, así como a reducir la inflamación o los dolores.
Lo que usaremos más habitualmente, gracias a su gran aporte nutricional, son sus semillas (comúnmente llamadas semillas de alholva). No obstante, también sus hojas tienen diversos usos, desde fortalecer cabello y piel, hasta como condimento habitual en la cocina india, al que se le llama “kasoori methi”.
Debemos realizar la plantación en primavera (2). La noche antes ponemos las semillas en un bol en remojo y las esparcimos húmedas al día siguiente encima del suelo, que debe estar removido unos 25 cm de profundidad. Necesita pleno sol y es recomendable que usemos un sustrato suelto y arcilloso, bien drenado y rico en minerales. Debe tener un ph ligeramente ácido - de entre seis y siete - .

Ortiga

Ortiga


La ortiga siempre ha sido considerada una “mala hierba” por muchos, en gran parte por la molesta picazón que produce su tacto. Pero la ortiga también puede cultivarse de forma controlada en macetas, y podemos beneficiarnos de sus propiedades medicinales. La forma más común de consumir la ortiga es en forma de té o infusión.
Curiosamente, una de las propiedades en las que la ortiga destaca es su facilidad para tratar picores persistentes o alergias que causen urticarias. Esto se debe a la composición de sus hojas, las cuales contienen histamina con un efecto calmante, de hecho, muchas pomadas y cremas calmantes del picor están compuestas de histamina.

Salvia

Salvia


La salvia cuenta con importantes propiedades curativas. En ella se han encontrado cetonas, alcoholes y también cierta cantidad de vitamina E. Sus efectos son especialmente beneficiosos para el sistema cardiovascular, ayudando a tratar cólicos menstruales, retención de líquidos, así como digestiones pasadas o sofocos de origen nervioso.
La salvia se consume en forma de té o infusión, igual que sucede con la ortiga. El consumo en exceso puede interferir con terapias hipoglucémicas (3) o actuar como sedante, tampoco es recomendable para embarazadas o personas que utilizan medicamentos anticoagulantes.
Una de las ventajas de tenerla como planta de nuestro huerto personal es que la salvia puede sobrevivir a épocas de sequías e incluso a temperaturas muy bajas con heladas. Puede regarse un día sí y otro no, o bien 2 o 3 veces por semana.

Aloe vera

Aloe Vera


El aloe vera es la planta medicinal por excelencia y tiene la suerte de que es muy fácil de cuidar. En el interior de sus hojas encontramos una gelatina o gel con enormes propiedades hidratantes que podemos usar de forma tópica para tratar eczemas o quemaduras. Además podemos aplicarla tantas veces como sea necesario.
También se puede adquirir en formato bebible, pues otro de sus usos más populares es para tratar la acidez, regurgitación y otros problemas digestivos, ya que es capaz de crear una capa protectora alrededor del esófago. La aloemodina y alomitina que contiene ayuda además en la regeneración de las mucosas o la cicatrización de ulceras (4).
Podemos plantarla en macetas y reclama buena cantidad de sol y un suelo bien drenado (oxigenado, donde el agua filtre correctamente). No soporta heladas.

Menta

Menta


La menta es una de las plantas medicinales más conocidas, además de las fáciles de cuidar junto con el aloe vera. Esta planta se puede utilizar para curar dolencias de ámbito digestivo como vómitos o malestar estomacal. También ayuda a regular la fiebre, reduce el dolor de los cólicos abdominales y ayuda a evitar la halitosis o boca seca. Además podemos darle un uso culinario para preparar aromáticas recetas como un cous cous.
Esta planta resiste muy bien el frío, de hecho, puede aguantar temperaturas de hasta -15º C y no necesita un aporte de luz solar excesivo (semi-sombra), aunque sí que necesita bastante aporte de agua. Recuerda que es bastante invasiva, como la ortiga, por lo que si no quieres que se te descontrole cultívala en contenedores o macetas.

Referencias Bibliográficas


(1) Ayurveda; qué es y cuáles son los principales productos y hierbas ayurvédicas - https://www.elbuhoverde.es/guias/ayurveda-productos-hierbas-ayurvedicas/
(2) Cómo cultivar fenogreco - https://es.wikihow.com/cultivar-fenogreco
(3) Pharmacological properties of Salvia officinalis and its components -
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5634728/
(4) Evaluation of biological properties and clinical effectiveness of Aloe vera: A systematic


Más para ver:

3 comentarios :

  1. No cabe duda que son cinco opciones sumamente interesantes amigo mío.
    Un gran abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
  2. Las plantas son tesoros naturales con usos multifacéticos. Desde aliviar dolencias con sus propiedades medicinales hasta embellecer espacios con su estética, cada planta ofrece un mundo de posibilidades para mejorar nuestra vida cotidiana.

    ResponderEliminar