RETAMA BLANCA: Retama monosperma


RETAMA BLANCA: Retama monosperma
RETAMA BLANCA: Retama monosperma

La Retama blanca (Retama monosperma) es una planta siempreverde de la familia Leguminosae y con distribución por el suroeste de la Península Ibérica y noroeste de África.

Alcanza una altura de 1 a 3 metros, formando una mata con ramas abundantes, acostilladas y péndulas.
Las hojas son muy pequeñas y efímeras, cayéndose enseguida; son simples, alternas, de forma linear y color glauco.




Las flores aparecen con abundancia al final del invierno y principios de la primavera, produciendo un olor dulce e intenso. Están formadas por un cáliz tubular de color rojizo, con dientes triangulares; la corola tiene la forma amariposada de las leguminosas, es de color blanco, y tiene un tamaño de alrededor de 1 cm.
El fruto es una legumbre globosa,  mucronada, de color pardo amarillento, monosperma y dehiscente.
La semilla es también globosa y dura.
Su reproducción se hace por semillas, que requieren tratamiento previo para una germinación rápida.

RETAMA BLANCA: Retama monosperma
RETAMA BLANCA: Retama monosperma

En la naturaleza se da en arenales costeros y marismas aunque se va extendiendo a otras zonas próximas.
En jardinería se usa por la floración y su aroma. Es una planta rústica, soporta sequía y salinidad. Debe de ponerse a pleno sol y recortarse 1/3 todos los años para mantener su frondosidad. No soporta heladas fuertes.

Más información botánica en Flora Vascular