Los nutrientes en las plantas

Los nutrientes en las plantas
Las plantas requieren de nutrientes esenciales para su desarrollo y crecimiento, en total podemos encontrar un total de dieciséis elementos que se consideran fundamentales.

Las plantas son capaces de absorber oxígeno y carbono del aire a través de sus hojas, en forma de dióxido de carbono (CO2), y transformarlo junto con el agua y la energía del sol en materia orgánica, a lo que llamamos proceso de fotosíntesis. En este proceso las plantas obtienen hidrógeno, carbono y oxígeno. El resto de nutrientes lo absorben a través del sistema radicular.

¿Cómo absorben las plantas estos nutrientes?

Las plantas son seres vivos que necesitan nutrientes para sobrevivir. Los nutrientes se encuentran en el suelo, en el agua y en el aire. Las plantas absorben estos nutrientes a través de sus raíces, hojas y flores.

Las raíces son el principal órgano de absorción de nutrientes de las plantas. Las raíces se encuentran en contacto directo con el suelo, que es donde se encuentran los nutrientes. Las raíces tienen una capa de células llamada la raíz pilosa, que se encarga de absorber los nutrientes del suelo.

Las hojas también absorben nutrientes, pero en menor cantidad que las raíces. Las hojas tienen una capa de células llamada epidermis, que se encarga de absorber el agua y los nutrientes del aire.

Las flores también absorben nutrientes, pero en cantidades muy pequeñas.

Clasificación de los nutrientes esenciales de las plantas

Las plantas utilizan una variedad de nutrientes para su crecimiento y desarrollo. Estos nutrientes se clasifican en macronutrientes y micronutrientes. 

Los macronutrientes son los nutrientes que las plantas necesitan en grandes cantidades, mientras que los micronutrientes son necesarios en pequeña cuantía

Los macronutrientes incluyen nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y sulfato.

Los micronutrientes incluyen hierro, cobre, manganeso, zinc, boro y molibdeno.

Fotosíntesis y nutrientes


Las plantas de la familia de las leguminosas

Las leguminosas son una familia de plantas que incluye algunas de las especies más importantes para la agricultura y la alimentación humana. Algunos ejemplos de leguminosas son los frijoles, las lentejas, los garbanzos y las habas. 

Estas plantas son muy valiosas porque son capaces de fijar el Nitrógeno en el suelo, lo que mejora la fertilidad su fertilidad y ayuda a otras plantas a crecer. 

Las leguminosas también son ricas en nutrientes y proporcionan una buena fuente de proteínas vegetales para la dieta humana.

Absorción de nutrientes por etapas fenológicas

La absorción de nutrientes se realiza a través de las raíces, y esta se produce en diferentes etapas fenológicas. 

En la etapa vegetativa, las raíces se encargan de absorber los nutrientes necesarios para el crecimiento de la planta. 

En la etapa de floración, las raíces se encargan de absorber los nutrientes necesarios para la producción de flores. 

Finalmente, en la etapa de fructificación, las raíces se encargan de absorber los nutrientes necesarios para la producción de frutos.


Redactado por Luis Domenech Garcia de DIMATERIA

Más para ver:

2 comentarios :

  1. Muy bueno y completo artículo amigo Jesús. La naturaleza siempre tan sabia y el ser humano no aprende a escucharla.
    Un gran abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar